La psicología forense es una disciplina que se encarga de aplicar la psicología al ámbito jurídico. La posición del perito está sujeta a los criterios de imparcialidad y rigor técnico.

Esta se puede aplicar a distintos ámbitos (familia, civil, penal…) siendo el que concierne a la familia el más demandado

Algunos de los asuntos sobre los que se trabaja en este ámbito son:

   Guarda y custodia

   Régimen de visitas

   Idoneidad parental

   Adopción y tutela de menores

   Privación de la patria potestad

   Estrés laboral, acoso psicológico

   Secuelas psicológicas derivadas de un accidente laboral

   Simulaciones

   Incapacidad psicológica laboral