Aunque científicamente no se ha clarificado la depresión como causa de enfermedades del corazón y vasculares, numerosos profesionales de la medicina opinan que esta enfermedad es un estado de desánimo y angustia. En toda consulta de psicoterapia en Murcia saben que es mucho más desesperante y desalentador que otros periodos de distanciamiento o desasosiego que la totalidad de las personas sufrimos ocasionalmente.

A menudo, los cardiólogos y psiquiatras añaden que las personas deprimidas (y más frecuentemente cuando no tienen tratamiento al respecto) presentan alteraciones del ritmo cardíaco, en algunos casos peligrosas. Además, se ha comprobado que el continuo malestar producido por este fenómeno incrementa los factores de riesgo para producir obstrucciones de grasa en el interior de las arterias, suceso íntimamente relacionado con diferentes problemas de esta índole.

Algunos de los pacientes de cualquier consulta de psicoterapia en Murcia presentan diversas alteraciones en este ámbito, causadas antes o después de cualquier accidente o alteración cardíaca.

Los pacientes deprimidos presentan, además, alteraciones fisiológicas vinculadas a su estrés emocional crónico, sufriendo una disminución de la actividad de la serotonina, implicada en estos trastornos de ánimo y ansiedad, y que juega también un papel en el desarrollo de la enfermedad coronaria.

Hay que tener en cuenta que estos trastornos traen consigo apatía y falta de socialización, con lo que la persona va abandonando cada vez más sus hábitos saludables y comienza a aumentar más si cabe el riesgo.

La depresión puede multiplicar hasta cuatro veces el índice de mortalidad y aumenta las posibilidades de nuevos infartos (si anteriormente ha sufrido de esta enfermedad). Sólo el 25 % de este desorden emocional es diagnosticado y únicamente el 12,5 % recibe tratamiento adecuado. Detectarla y tratarla resulta, por tanto, fundamental, y profesionales como Vanesa Lopez Psicología podemos ayudarte a identificar tu problemática, ayudándote a superar tan duros momentos y disminuyendo así los riesgos a incidentes cardiovasculares.