Cada día, es mayor el número de personas que consulta a un psicólogo, debido a la cantidad de emociones y de carga psicológica, que conlleva el cuidado de un familiar con una enfermedad neurodegenerativa como es el Alzheimer. Según la CEAFA (Confederación Española de Asociaciones de Familiares de personas con Alzheimer y otras demencias), España es el tercer país con una mayor prevalencia de demencias. 
Los psicólogos nos encontramos en consulta tanto con los cuidadores como, en centros residenciales, con los mismos enfermos. Con los primeros, trabajamos esa parte emocional que comentaba anteriormente, mientras que con los segundos, lo hacemos estimulando su capacidad cognitiva y trabajando para que su vida emocional sea lo mejor posible, porque, sí, no recuerdan, pero sí sienten...
Aquellos que los rodean, se sienten casi tan perdidos como ellos, ya que se enfrentan a una enfermedad de la que conocen muy poco y que alberga muchas sorpresas duras y difíciles de digerir. Sin embargo la información al respecto, no sólo de la enfermedad sino también de cómo responder emocionalmente a esa situación, suele resultar en un gran alivio emocional.
Mientras tanto, la investigación sigue avanzando, dándonos noticias tan gratas como la que comparto en el siguiente enlace y que os invito a leer.


http://www.infosalus.com/salud-investigacion/noticia-melatonina-podria-revertir-proceso-degenerativo...

Publicado: 20 de Enero de 2017